Los pantalones baggy se pusieron de moda en la cultura del hip-hop en los años 90, llevados principalmente por hombres. Se dice que su origen se remonta a una práctica en las prisiones de Estados Unidos, en la que los nuevos presos se quitaban el cinturón al llegar. Los cinturones podían ser utilizados por los reclusos para ahorcarse o iniciar peleas, lo que hacía que los pantalones se deslizaran hacia abajo. Más tarde, la moda se hizo popular en otros ámbitos, como en la escena del skateboarding y el snowboarding.

Baggy es inglés y significa «holgado» o «holgado hacia fuera», lo que describe acertadamente este corte de pantalón. Estos pantalones son anchos, con un tiro normal, y un corte muy ancho en las caderas, los muslos y las pantorrillas. Por regla general, están hechos con tela vaquera. Sin embargo, también hay versiones más elegantes hechas de seda, u otros tejidos fluidos.

En este caso, he utilizado unos pantalones baggy blancos de pana de Zara, para crear dos looks diferentes.

 

  • Con un jersey estampado y zapatillas.

En este look he combinado los pantalones baggy con un jersey estampado, unas zapatillas blancas, un abrigo de lana largo camel, un bolso marrón oscuro y un sombrero tipo fedora, también de color camel

Camel coat, printed jumper, baggy pants, sneakers, fedora hat, brown handbag

 

  • Con un jersey de cuello alto y botines.

En este caso, he combinado los pantalones baggy, con un abrigo de lana azul marino, de corte militar, masculino y oversized. He añadido: un jersey azulón con cuello alto, unos botines camel, un sombrero fedora y un bolso negro. Este outfit es más arreglado que el anterior, pero igual de cómodo. Es perfecto para ir a trabajar o para hacer nuestras tareas diarias.

 

Navy blue coat, blue turtleneck pullover, baggy pants, camel booties, brown hat, black bag

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo