Vestido camisero, Bootines, Bolso-cesta, Abrigo de cuadros

 

¡Buenos días! Entre estos días grises, tristes y fríos de invierno, os progongo un look con color y luminosidad, cuyo protagonista es un vestido camisero blanco.

Los vestidos camiseros son un prenda clásica y femenina donde las haya. El típico vestido de mujer para ir trabajar o para el día a día. Actualmente, los hay de muchos tipos y estilos. Para salir una noche de fiesta, basta simplemente con una camisa blanca larga, un cinturón para definir la cintura, unos tacones y no necesitamos más. El vestido de hoy, está a medio camino, ya que no es del todo recto como una camisa larga, ni fruncido a la cintura como el vestido clásico, sino que va ligeramente ceñido a la cintura con un poco de forma, lo que permite que se adapte al cuerpo. No es ni muy corto, lo que nos permite un sin fín de posibilidades.

En esta ocasión, lo he combinado con unos botines con correas, para un contraste de estilos; un abrigo de paño con estampado de cuadros y un bolso-cesta.

Este look va perfecto para el día a día, una cita o comida informal, una quedada con los amigos, …

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Estoy de acuerdo